La realidad del enamoramiento

Que el enamoramiento funciona como una droga intrínseca es cada día más aceptado, en tanto que crea dependencia (cuando nos impacta, tenemos la sensación de que no somos capaces de vivir sin él), tolerancia (nos sentimos insatisfechos y queremos siempre más) y abstinencia (si se acaba, el organismo se desorganiza y sufre a mares). Pero…