BLOG

¿Qué es el coaching de vida y en qué te beneficia?

En cierta medida todo el mundo necesita hacer coaching de vida porque marca la diferencia en el desarrollo personal de todas las personas. Sin embargo, también se necesitan coaches de vida para que esta técnica de coaching cambie la mentalidad humana. Tanto si quieres saber qué es para aplicarlo en tu vida o para ayudar a los demás, nosotros te lo explicaremos.

La vida es un partido sin descanso donde se necesita estar en plena forma para poder superar los obstáculos que se presenten de forma exitosa y así alcanzar un desenlace prometedor.

Sin embargo, se necesita un entrenador que nos entrene para poder tener una mentalidad fuerte y flexible que nos ayude a que en el final del partido estemos a pleno rendimiento para lograr la victoria.

En la vida real pasa exactamente lo mismo: necesitamos un coach de vida para poder enfrentarnos en las diferentes situaciones que se nos presenten hacia el camino de nuestro éxito personal.

Cada camino que se quiera emprender, hay que ser conscientes de que habrá retos inevitables, situaciones desagradables y momentos de incertidumbre que lo único que hará es que nos cuestionemos si somos capaces de alcanzar nuestros objetivos.

Si se decide caminar por ese nuevo camino sin nadie de la mano que tenga la suficiente experiencia para guiarnos, lo tendremos un poco más difícil para lidiar todas las situaciones.

Por eso es tan importante tener a nuestro lado un coach de vida.

Sin embargo ¿qué es exactamente el coaching de vida? Quizás en el momento que conozcas la respuesta, te des cuenta finalmente de que este es el camino a seguir para que puedas luchar por tus sueños.

¿Qué es el coaching de vida?

El coaching de vida consiste en ayudar a una persona a que se convierta en la mejor de sí misma, ayudándole a superar todos los retos que se le presenten en la vida para alcanzar todas sus metas.

En cierta medida el coach de vida es un coach personal, pero con la única diferencia de que mientras un coach personal suele trabajar solo un aspecto de la vida, con el coaching de vida se trabajan todas.

Para que puedas entender el concepto en otras palabras, si sumamos todos los tipos de coach que hay, el resultado final se llama coach de vida.

También queremos destacar que el coaching de vida aplica diferentes técnicas de PNL para que los resultados que se estén buscando, se consigan de forma satisfactoria.

¿Cómo se aplica el coaching de vida?
Para aplicar correctamente en coaching de vida, el coach debe hacer las siguientes cosas:

El coach de vida abordará diferentes temas para encontrar las inquietudes reales de la persona
Escuchará toda la información que reciba porque será vital para guiar correctamente hacia el camino correcto a la persona interesada en el life coaching
Realizará preguntas estratégicas para hallar mejor las respuestas
Evalúa la situación de forma neutral
El profesional motiva a la persona a que luche por sus sueños pese las dificultades del camino
En cierta medida y como puedes apreciar, el coach de vida aplica también técnicas de coaching motivacional para que el estado de ánimo siempre esté positivo.

¿Cuándo ya no es necesario practicar coaching de vida?
Siendo honestos, desde nuestro punto de vista se debería aplicar para siempre el coaching de vida porque lo único que ayuda es a potenciar al máximo el rendimiento de las personas, causando una evolución personal y espiritual sin precedentes.

Sin embargo, generalmente es necesario el coach de vida hasta que la persona se sienta mentalmente preparada para superar todos los retos sin la necesidad de que nadie le motive ni le guíe.

¿Has hecho daño a otra persona y/o has herido sus sentimientos?

Cuando ofendes a alguien aunque no haya sido intencionado lo justo es que le pidas perdón y te arrepientas de haberle hecho daño a esa persona querida para ti. Es posible que pienses que no has hecho nada malo como para pedir perdón o que no ha sido para tanto, pero solo por el hecho de haber ofendido a alguien es suficiente para que le pidas perdón y, así, poder continuar con la relación que tenías hasta el momento. Las palabras “lo siento” son muy eficaces para resolver este tipo de problemas.

Si quieres pedir perdón a una persona querida es muy importante sobre todo que seas sincero y también, y no menos importante, que cuides tus formas y tus palabras durante el momento de hablar de lo que ha ocurrido. ¡Pero ojo! Porque pedir disculpas y pedir perdón no es lo mismo, son cosas muy distintas y en este artículo voy a descubrírtelo.

Diferencia entre disculpar y perdonar
Pedir disculpas implica no ser ni sentirse responsable de lo que ha ocurrido. Un ejemplo para pedir disculpas sería llegar tarde a una cita con una amiga porque ha habido un gran atasco en la carretera, en este caso pedirías disculpas porque tú no eres responsable de que haya habido un atasco, pero te sabe mal que la otra persona se haya quedado esperando tu llegada.
Cuando se pide perdón se debe hacer también con total sinceridad porque implica reconocer la responsabilidad que se tiene por haber hecho daño o lastimado los sentimientos de la otra persona. Pedir perdón en este caso es un gran acto de humildad y liberación cuando se realiza con el corazón en la mano y sin expectativas de ningún tipo. Pedir perdón debe ser reconocido por la persona lastimada y solo así se podrá sanar la herida en la relación, ya sea amorosa, de amistad, profesional o familiar, para seguir hacia adelante.
¿Pedir disculpas o pedir perdón? – Diferencia entre disculpar y perdonar

Cómo pedir perdón a tu pareja
Como ya has podido ver en el apartado anterior, pedir disculpas no es lo mismo que pedir perdón y, tampoco, implica el mismo ejercicio de honestidad y sinceridad. Cuando pedimos perdón a un novio, un amigo o un familiar lo que estamos haciendo es aceptar que nos hemos equivocado y, por tanto, entonamos el “mea culpa”.

Pero ¿cómo pedir perdón a tu novio de forma sincera y real? Aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a hacer este trabajo de

Sinceridad: es importante que te quites la máscara y aceptes que te has equivocado. Rectificar es de sabios y aceptar un error tuyo es un acto totalmente humilde y necesario en la pareja. Por eso, sé sincero/a con tu pareja y admite tu error sin tapujos y sin escudos de protección.
Demuestra que lo has entendido: también es importante que no dé la sensación de que lo hacemos “porque sí”. Tienes que explicar por qué estás pidiendo perdón y, así, demostrarás que entiendes perfectamente lo que ha sucedido y en qué has herido o dañado a tu novio.
Ten un detalle con él: un punto positivo será que acompañes tu perdón con un detalle o un regalo que recupere el bienestar y que le demuestre lo mucho que te importa. Por ejemplo, puedes invitarle a cenar o regalarle flores para que vea que estás realmente arrepentido/a de lo ocurrido.
Pon solución al conflicto: pero, además, si pides perdón es también con un compromiso y es que, en el futuro, intentarás no volver a caer en lo mismo. Pedir perdón siempre pero no solucionar el problema es totalmente contradictorio así que es esencial que te comprometas a cambiar o modificar esto que os está causando problemas.

Cómo pedir perdón a un amigo o amiga
Pero no solo en el entorno de la pareja surgen disputas y desencuentros sino que, en general, en todos los planos de nuestras relaciones pueden darse estas circunstancias. Esto es lo que también ocurre dentro del mundo de las amistades y, por eso, aquí te damos unos buenos consejos para que aprendas a pedir perdón a un amigo/a:

Escoge un lugar neutro para pedir perdón: es importante que quedes en un espacio neutro como un bar, una cafetería, etc., para poder tener una conversación con tu amiga y controlar el tono de voz. Los gritos no llevan a ningún sitio así que, lo mejor, es que optes por una zona neutral.

Acepta tu parte de culpa: es importante que él o ella entienda que reconoces que te has equivocado. Pero, también, es recomendable que intentes justificarte un poco para que, así, pueda comprender por qué has actuado de ese modo. Explicarte te ayudará a que pueda empatizar contigo y entenderte un poco mejor.
Compensa tu error: también es recomendable que intentes compensar un poco ese fallo que has tenido. ¿Cómo? Invitándole a comer, a tomar unas cañas o a ese concierto que tanto le gusta. Nada mejor como volver a pasar tiempo juntos para que la relación se arregle de forma positiva.

La comunicación es clave en la confianza de una relación de pareja. Una confianza que se afianza por medio del respeto y que, por el contrario, a veces puede romperse por los efectos de una mentira importante. Es decir, un gesto de este tipo, a veces, puede romper la confianza consolidada hasta el momento, por ejemplo, una infidelidad. Sin embargo, existen mentiras de distintas características y desvelar el engaño no siempre es fácil. ¿Cómo saber si tu pareja te miente? Te doy todas las claves y señales que te ayudarán a saber si tu pareja te engaña.

A continuación, te mostramos una serie de señales que pueden ayudarte a saber si tu pareja te miente:

Incomodidad en una conversación prolongada sobre el tema cuando intentas mantener una conversación larga sobre este tema, la otra persona se muestra incómoda y reduce la conversación a la expresión de frases repetidas que no dejan espacio a la argumentación.
Has descubierto mentiras previas: cuando ya has descubierto varias mentiras y a pesar de que te ha prometido que no volverá a mentirte, vuelves a observar comportamientos de este tipo, puedes llegar a la conclusión de que no se ha producido este cambio esperado en su comportamiento.
Te dice una cosa y hace la contraria: las mentiras pueden tener matices muy diferentes. A veces, se presentan bajo el formato de las expectativas rotas. Esto ocurre cuando experimentas el dolor de una promesa que no se materializó en la práctica. ¿Tu pareja dice algo que luego no cumple en la práctica y cae en este error de manera habitual?
Falta de claridad: cuando le haces preguntas, no responde con claridad a tu cuestión. Da rodeos, cuenta historias poco creíbles y da un peso excesivo a los factores externos en lugar de a su propia capacidad de decisión.
En el siguiente artículo, también puedes descubrir Cómo saber si una persona miente por sus gestos, ¡no te lo pierdas!

Cómo saber si tu pareja te miente – ¿Cómo saber si tu pareja te miente? – 4 señales

Qué hacer cuando te mienten
Esta es una decisión personal, puesto que depende de la interpretación que tú des a esa mentira, algunas personas pueden considerar que la ocultación de determinada información es un engaño piadoso o que no tiene importancia.

Una mentira es una circunstancia que condiciona la relación que la otra persona tiene contigo, sin embargo, puede producirse un efecto derivado de este hecho: que la mentira también condicione la relación que tienes contigo cuando te autoengañas. ¿Qué puedes hacer cuando te mienten?:

1. Afronta esa conversación
Si se trata de un hecho importante para ti, no hagas como si no hubiese pasado nada. Afronta esa conversación y hazlo cuanto antes para que exista una relación temporal entre el momento mismo de la charla y el instante en el que se produjo ese suceso. De lo contrario, si dejas pasar el tiempo, es posible perder la perspectiva de aquello que ocurrió realmente.

2. Escucha atentamente
Cuando sabes que tu pareja te miente, sientes que esta vivencia es realmente incómoda. Sin embargo, es recomendable que mantengas un diálogo en el que la escucha activa te permita atender aquello que la otra persona tiene que decirte porque puede que su argumentación te ofrezca un punto de vista distinto.

3. Responde con tu sinceridad
Que una persona te mienta no significa que tú debas responderle del mismo modo. Puedes mostrarle el espejo de la verdad, la sinceridad y la honestidad frente a su comportamiento a través de tus palabras.

4. Describe las consecuencias
Las mentiras tienen consecuencias, sin embargo, tu pareja las conocerá mejor si las describes claramente, es decir, si le haces partícipe de aquello que puede ocurrir si continúa mintiéndote durante más tiempo.

Puedes ver más consejos como estos en el artículo Cómo actuar cuando una persona te miente.

Cómo actuar cuando tu pareja te miente
A continuación, te damos cinco consejos para tratar las mentiras en la pareja:

1. Código de pareja
Es recomendable que este sea uno de los posibles temas de conversación para poner en común los valores y los puntos de vista sobre este tema. Es decir, conviene plantear esta conversación incluso antes de que una mentira con trascendencia se produzca.

2. Preguntas abiertas
Plantea interrogantes abiertos en lugar de cerrados durante la conversación, puesto que es más fácil reforzar una mentira por medio de respuestas que se reducen a los límites de “sí” o “no”.

3. Perdón
Las personas se equivocan y la mentira es una clara manifestación de este hecho. Por tanto, una mentira también puede estar acompañada por el arrepentimiento de quien miente y la disculpa de quien se ha sentido herido.

4. Cuál fue la intención de una mentira
La mentira no solo puede observarse a través del hecho en sí mismo, sino también, en su intención inicial. Al descubrir cuál fue el motivo por el que tu pareja actuó de un modo determinado, también puedes darte cuenta de que no tuvo una mala intención.

5. Contextualiza la situación
El valor de una mentira también está muy ligado al contexto del tipo de engaño y la situación que atraviesa la relación de pareja. Por tanto, acota lo ocurrido a lo concreto del aquí y el ahora pero, también, ponlo en relación con la historia reciente entre ambos. ¿Es algo que se produce de forma frecuente o ha sido un hecho aislado?

¿Te sientes inseguro en tu relación de pareja y esto no deja de afectaros a ambos? La inseguridad puede convertirse en uno de los peores enemigos de una relación, provocando además del malestar emocional que siente la persona insegura, problemas serios de confianza y comunicación con la pareja, lo cual puede acabar arruinando la relación. Aunque es sencillo decir que para disfrutar de una relación sana y feliz, es necesario tener seguridad en uno mismo y confiar en el otro, en muchas ocasiones, esta es una situación que no sabemos cómo gestionar ni cómo superarla. En el siguiente artículo abordo esta cuestión y tratamos de averiguar por qué se produce esa inseguridad, además de mostrarte algunos consejos que pueden ayudarte a dejar de ser inseguro en una relación.

Para poder disfrutar de una relación de pareja y tener una relación sana, es esencial tener seguridad en uno mismo y en la pareja también. De lo contrario, lo que podría ser una bonita e inquebrantable historia de amor puede llegar a convertirse en una fuente constante de miedos, ansiedad, celos, etc. Veamos a continuación algunas de las señales que podrían indicar que te estás sintiendo inseguro en tu relación de pareja:

Sientes miedo o ansiedad ante la posibilidad de que llegue un día que tu pareja decida dejarte o terminar la relación.
Eres muy posesivo con tu pareja.
La falta de confianza en tu pareja es una constante, los celos afloran aunque no haya un motivo que respalde esa desconfianza.
Necesitas una permanente atención de tu pareja y tienes la necesidad de que continuamente te demuestre su amor.

Cómo afecta mi inseguridad a mi relación de pareja
La inseguridad en la pareja puede estar motivada por diversas causas y para tratar de encontrar una solución a este problema, primero, es importante saber responder a la pregunta “por qué me siento inseguro en mi relación de pareja”. Entre las causas más frecuentes, podemos encontrar la baja autoestima y la pérdida de seguridad en uno mismo, los temores a perder a esa persona o sufrir una infidelidad, los celos, haber sufrido una decepción amorosa pasada, patrones de conducta aprendidos en el hogar, miedo al abandono y/o a la soledad, idealizar a la persona amada, tener una pareja controladora que nos anula psicológicamente, etc.

Así mismo, son muchos los estragos que la inseguridad pueden acarrear en una relación de pareja y si no se pone solución al asunto, dicha inseguridad irá en aumento haciéndose cada vez más grande, traerá problemas en la pareja e incluso puede llegar a provocar que la situación entre ambos, finalmente, sea insostenible y la relación acabe por romperse. Entre algunos de los problemas que la inseguridad pueden provocar en una pareja, encontramos:

Problemas de celos: en muchas ocasiones, las personas que se sienten inseguras pueden sentir celos incluso cuando no hay motivos para pensar en un posible engaño o traición de la pareja.
Falta de confianza: la inseguridad acaba con la confianza en la pareja, lo cual es esencial para mantener una relación sana y viva.
Problemas en la comunicación: esa falta de seguridad nos impide poder comunicarnos bien con nuestra pareja, expresarle todo lo que sentimos y hablar de cómo va nuestra relación.
Relación tóxica: la inseguridad puede derivar en una dependencia emocional, la cual puede afectar a nuestra autoestima y nos evoca a vivir una relación tóxica. Si sientes que estás inmerso en una relación de este tipo y no sabes cómo afrontar la situación, te aconsejamos que consultes las pautas que mostramos en el artículo Cómo salir de una relación tóxica de pareja.
Cómo dejar de ser inseguro en una relación – Cómo afecta mi inseguridad a mi relación de pareja

Consejos para dejar de ser inseguro en la relación
Si quieres dejar de ser inseguro en la relación y estás convencido de querer seguir compartiendo tu tiempo con esa persona, es importante que dediques tiempo a ti mismo y que pongas en práctica los consejos que te mostramos a continuación, pues esta falta de seguridad puede evitarse con un poco de esfuerzo. Toma nota:

Si con frecuencia tienes miedo de que tu pareja te deje, pierda el interés en ti o se fije en otras personas, es importante que trates de analizar de dónde vienen este tipo de temores. Puede ser que sea debido a una historia personal del pasado o a otra circunstancia que esté provocando que tu cerebro te esté mandando estas señales de advertencia. Llegar a entender el origen de estos miedos te ayudará a superarlos y, posteriormente, tendrás que pensar: ¿qué posibilidades hay de que esto suceda? Debes convencerte de que una relación de pareja se construye a partir de la elección libre de dos personas de querer estar juntas y compartir su vida, por lo que si tu pareja ha elegido estar contigo es porque está seguro de ello.

No compares tu relación actual con las pasadas, debes entender que cada persona es distinta y que cada relación es un mundo. Si en el pasado, has sufrido una decepción amorosa, es normal que conserves un poco de miedo de que te pueda volver a suceder lo mismo, pero no olvides que no todas las personas son iguales. Céntrate en disfrutar de tu relación presente y no te atormentes pensando en cosas que no han sucedido y que es probable que nunca sucedan.
Deja de pensar en lo que “podría ser” y céntrate en las vivencias diarias con tu pareja. En muchas ocasiones, la inseguridad en la pareja se produce por especular o imaginar en cosas que podrían pasar en la relación. Estos pensamientos muchas veces estás motivados por experiencias ajenas que hemos observado, experiencias propias pasadas o estereotipos sociales.

En una relación sana, ambos miembros de la pareja deben tener espacio para respirar. Debes depositar confianza en tu pareja, dejar que tenga su espacio y evitar controlarlo en todo. Todos somos personas libres para tomar nuestras propias decisiones y no tenemos derecho a exigirle a esa persona que sea o actúé como nosotros queramos, ni que viva el amor de la misma forma en la que lo hacemos nosotros. Es importante aprender a aceptar a la pareja con sus virtudes y defectos y amarla como tal.
Establece como tu prioridad el hecho de disfrutar de tu relación de pareja. Saca de tu mente la idea de que en cualquier momento la relación va a acabar, ya que solo el tiempo dirá si la relación está destinada a durar o, por el contrario, a desvanecerse.

Si tras poner en práctica estos consejos, tu inseguridad en la pareja continúa y no sabes cómo gestionar la situación, lo mejor es que busques ayuda profesional e inicies una terapia psicológica que te proporcione las herramientas adecuadas para solucionarlo. Y si sientes que estás en una relación tóxica y que tu inseguridad es debida a comportamientos o conductas de tu pareja que no te parecen adecuadas o que hieren tus sentimientos, quizás ha llegado el momento de plantearte si esta es la relación de pareja indicada para ti. Escucha tu interior, sé honesto contigo mismo y toma una decisión al respecto para evitar que esta situación te siga haciendo daño y te ocasione más daños en el futuro.

Una relación de pareja tóxica produce mucho sufrimiento. Es la amargura de una relación que produce soledad. eNUMEROenumeramos cuáles son los síntomas de un amor insano y te explicamos cómo salir de una relación tóxica de pareja que te hace sufrir, daña tu autoestima y te lleva a un estado de negatividad. Lo mejor es apostar por relaciones sanas en las que las dos personas que se quieren consiguen ser más felices el uno con el otro, no infelices.

El amor sano es incompatible con una relación tóxica
El amor no es sufrimiento. Este es el primer paso a tener en cuenta para no caer en la trampa de una relación de pareja tóxica, es decir, un tipo de relación que te quita más de lo que te aporta y te lleva a vivir en una tensión permanente.

El riesgo de este tipo de relación es que roba tanta energía que la persona termina encerrada en sí misma y en esa historia. Por tanto, al compartir menos tiempo con amigos y familiares, también pierde objetividad para valorar la situación que está padeciendo. Este matiz es muy importante puesto que un amor de este tipo no se disfruta, sino que se sufre por los efectos negativos que produce.

En este otro artículo te descubrimos cómo sanar una relación tóxica.

Cómo salir de una relación tóxica de pareja – El amor sano es incompatible con una relación tóxica

¿Por qué permaneces en una relación tóxica de pareja?
Existen algunas causas que hacen que las parejas involucradas en relaciones tóxicas no puedan deshacerse de ellas:

Estereotipos románticos del amor que son irreales y que deben gran parte de su legado a la cultura de las comedias románticas en donde dos personas parecen predestinadas a encontrarse. En esta cultura del romanticismo, la soledad puede percibirse como un desengaño frente a la dependencia emocional que está en la base de un vínculo insano.
Esperanza de que algo cambie. La esperanza es un sentimiento que puede ser positivo en muchos contextos, pero es insano cuando se vive en el seno de un amor tóxico que lleva a la persona a vivir a la espera de que el otro cambie por arte de magia.
Baja autoestima. Uno de los efectos de una relación tóxica es que el amor propio queda herido y debilitado.
Miedo. Existen muchos tipos de temor. Por ejemplo, miedo a la soledad, miedo a qué dirán los demás, temor al cambio… Miedo a la propia fragilidad emocional de quien experimenta sentimientos contradictorios en su situación.
En este otro artículo te damos una serie de consejos para que aprendas a eliminar la dependencia emocional.

5 síntomas de una relación tóxica de pareja
Para saber cómo salir de una relación tóxica de pareja es importante que, antes, aprendas a detectar los signos más comunes de este tipo de relaciones. Son los siguientes:

Sois incompatibles, aunque os esforcéis por aparentar lo contrario. Las discusiones son frecuentes en vuestra relación y tu agotamiento mental es evidente a partir de este hecho.
Sientes que ha cambiado tu modo de ser y tu carácter desde que estás con tu pareja. Es decir, sientes que eres menos “tú” en esta historia, sencillamente, porque no te sientes libre. Es como si te hubieses quedado sin luz y sin brillo interior. Por ejemplo, tu pareja te corrige constantemente o ridiculiza algunas de tus opiniones.
Existe algún tipo de control. Por ejemplo, los celos o el control del teléfono móvil de la pareja (una invasión a la intimidad ajena que está totalmente injustificada).
Critica a tus familiares o amigos. Una persona que te quiere bien, sabe que para ti son muy importantes las personas que forman parte de tu vida. Por el contrario, en una relación tóxica es habitual despreciar ciertos vínculos de la pareja a partir de críticas negativas hacia esas personas.
No eres feliz. Y aunque has intentado poner de tu parte para que la situación cambie, la relación parece seguir el esquema de un círculo vicioso en el que se repiten las mismas situaciones como en un eterno retorno.
Cómo salir de una relación tóxica de pareja – 5 síntomas de una relación tóxica de pareja

Cómo romper una relación insana
Ahora ya vamos a contarte cómo salir de una relación tóxica de pareja indicándote algunos consejos esenciales que te ayudarán a tomar esta decisión:

Rompe con esa tendencia hacia el aislamiento. Es muy importante que compartas cómo te sientes con tus amigos de confianza y tus seres queridos. Ellos te van a acompañar en este momento.
No normalices la situación. Recuerda cuáles eran tus expectativas de un amor feliz y observa en qué punto te encuentras. Sin duda, vas a ser más feliz disfrutando de tu soledad, que en una relación que te hace sentir aislado.
No te dejes atrapar únicamente por las palabras y las promesas de la otra persona. El amor de una persona no solo se muestra a través de la consistencia de sus palabras, sino también, de la coherencia de sus acciones y su actitud hacia ti (y hacia los demás). No solo puedes valorar cómo es tu pareja en su trato hacia ti, sino también, cuál es su actitud en su trato hacia otros familiares, por ejemplo.
Toma tú decisión de romper y sé firme. Piensa en ti y en tu bienestar. Cuídate mucho. Para ello, empieza por alejarte de una relación que te está dañando. Asume la realidad de la infelicidad.
Si lo crees conveniente, pide ayuda profesional. El apoyo psicológico puede ser terapéutico en un momento como este. Pero, también puedes buscar otro tipo de apoyo emocional. Por ejemplo, puedes realizar un curso de crecimiento personal sobre autoestima. Este es un gran momento para empezar a quererte más y mejor.
Intenta pensar en qué consejos darías tú a una persona que estuviese pasando por tu situación. De este modo, puedes reflexionar sobre tu vida con mayor distancia.
No conviertas el cariño en una excusa para seguir allí. El amor no lo puede todo. Por tanto, aunque todavía tengas la sensación de sentir algo especial por esa persona, la ruptura es lo mejor que te puede pasar.