La envidia

La envidia viene en nuestra carga genética, somos envidiosos siempre, desde el nacimiento. Es parte de nuestra naturaleza y sin embargo, lo más importante no es el objeto, sino quién lo trae y es muy frecuente decir: “¡qué bonito!”, “¡qué lindo!” y cuando uno ya tiene la posesión de algún objeto, ya no se le…