AMOR EN LA PAREJARENOVAR EL AMOR

El amor es un sentimiento al que le damos gran importancia durante toda nuestra vida, suele nacer de una necesidad de establecer un vínculo afectivo y sexual, se mantiene gracias al cariño y a los cuidados entre personas que se aman. En la sociedad actual, y a lo largo de la historia, el amor ha sido representado como una potente fuente de energía, aquello que todo lo cura y la clave para la felicidad.
Características del amor verdadero
¿El amor verdadero existe? Hay muchas reflexiones sobre el amor verdadero, y más adelante en este artículo, podrás ver frases célebres sobre el amor verdadero. Pero primero, empezaremos definiendo qué es y cuáles son las características del amor verdadero:
• El amor verdadero es el que te hace sentir bien.
• El amor verdadero o amor maduro es generoso.
• Este tipo de amor supone un apoyo uno un peso o una traba.
• El amor verdadero se basa en la sinceridad y la confianza.
• En el amor verdadero reina el respeto.
• El amor verdadero correspondido.
Señales de que el amor es correspondido
Cuando nos sentimos atraídos por otra persona, es posible que surjan muchas dudas y nos sintamos inseguros a mostrar nuestros sentimientos por si nos rechazan. Es normal tener miedo al rechazo, sin embargo, cuando hay una fuerte química emocional entre dos personas, es importante detectarlo para poder actuar acorde con ello. Cuando el amor es correspondido, surgen una serie de señales que nos demuestran que existe reciprocidad por ambas partes:
Es inevitable hablar casi todos los días. Compartimos muchos gustos y aficiones y, como consecuencia, surgen largas conversaciones. La complicidad y la conexión es tan evidente que nuestro círculo de amistades ya se ha percatado. Buscamos siempre el contacto visual e incluso las caricias y los abrazos. Planeamos actividades juntos, como hacer un café o ir a tomar una cerveza.
Cuando la conexión es tan evidente podemos intentar dar el paso y expresar lo que sentimos a la otra persona. No es conveniente dejar pasar la oportunidad de vivir una experiencia de amor correspondido por miedo al rechazo. Una vínculo de amor y afecto conlleva una relación de igualdad incluso en las discusiones y conflictos. La correspondencia es básica para poder considerar un sentimiento como amor sincero.
Cuando el amor es correspondido significa que aquello que sentimos por una persona también lo siente ella por nosotros, este tipo de amor es necesario para iniciar y mantener una relación constructiva y sana. En el caso de que el amor no sea correspondido, surge el rechazo y, con él, la tristeza y desesperanza.
Cuando la pareja no está en su mejor momento solemos creer que existe un problema o un conflicto grave que está causando dicha situación.
Sin embargo, en muchas ocasiones lo que ocurre es que la relación ha entrado en una dinámica algo negativa: se han perdido muchas cosas positivas que antes se daban de forma recíproca.
¡ Llena de positivo tu relación !
Al dejar de añadir aspectos positivos a la cesta de la relación, ésta se enfría, los miembros se distancian y podemos estar ante el inicio de los conflictos. Así que ponle remedio desde ya y aprende a llenar esa cesta de positivo.
Muchas personas consideran que el amor no necesita pruebas ni demostraciones.
Como vimos en “Cuatro ideas falsas sobre el amor”, en ocasiones creemos que simplemente con el amor es suficiente, como si éste fuera un ente mágico que hiciera funcionar la relación.
Qué nos aporta el amor verdadero
Como hemos comentado anteriormente, el amor correspondido es la manera más sana de vivir este sentimiento. Los beneficios psicológicos son múltiples: aumenta la autoestima, nos sentimos más felices, tenemos más apoyo para crecer personalmente, aprendemos a vivir teniendo en cuenta a otra persona… Algunos estudios afirman que la vida en pareja aporta felicidad. Sin embargo, se trata de tener un amor de calidad y una pareja con unas bases sólidas. Algo que no es tan fácil de alcanzar.
El amor correspondido no solamente se define dentro de las relaciones en pareja, también se da en núcleo familiar (el vínculo de apego, por ejemplo) y en las relaciones de amistad. Sin duda, el amor sano es un pilar muy importante en nuestra vida y en las relaciones con las personas de nuestro alrederor.
Esto es algo muy bonito y profundo, pero el amor necesita ser dado, necesita actos que demuestren que sigue ahí: sin conductas que demuestren que sigues queriendo a tu pareja, que te sigue gustando hacer cosas con ella y por ella y que disfrutas de los momentos juntos, ¿cómo lo va a saber?
Al fin y al cabo, nos queremos cuando estamos felices el uno con el otro, y para ello necesitamos potenciar los aspectos positivos de la relación.
¿Qué hacemos para conseguir más cosas positivas?
Pueden hacer muchas cosas para que esa cesta mencionada antes se llene de positivo y la relación esté en una dinámica adecuada. He aquí algunos ejemplos de refuerzos que van a motivarlos:
– Hagan cosas juntos.
Parece muy obvio, pero la base para ser felices es hacer cosas que nos agradan, que nos hacen felices.
No hace falta que sean cosas muy complicadas ni que exijan una gran elaboración ni dedicación; pueden ser simplemente actividades cotidianas, como ir a tomar un café a un sitio nuevo, hacer ejercicio juntos, ver una película o una serie, preparar una cena romántica…
– Escojan un día especial para ustedes.
Elijan cada uno un día, entre semana, que no coincidan y sin saber el otro qué día será.
Ese día lo dedicarán a bombardear a la otra persona de cosas positivas: cuantas más, mejor. Hazle el desayuno, cómprale algo que le guste, hazle un masaje, prepárale una cena romántica, planea una actividad que le encante, etc.
El objetivo es hacer todo lo posible para que la otra persona disfrute al máximo de ese día; al final te darás cuenta de que tú también habrás disfrutado.
– Retomen viejos recuerdos.
Es el momento de sacar esas fotos del viaje que hicieron, el vídeo de su boda, la canción con la que se enamoraron…
Revivan los momentos que han marcado su relación para acordarse lo felices que pueden ser. El poder de estos recuerdos no tiene precio y los ayudará a reenamorarse.
– Fíjate en lo que hace por ti.
Es muy importante para la pareja que se den cuenta de lo que hace el otro por ti y por la relación. Si te cuesta, un día proponte como objetivo estar al tanto de cada cosa positiva que hace tu pareja.
Si hace falta, hasta lo puedes anotar. A menudo nos olvidamos o no nos fijamos en la mayoría de las cosas, por lo que es esencial que lo veas.
– Observa y comenta lo bueno.
Fíjate también en lo que te gusta de tu pareja, las cosas buenas que tiene, así como los aspectos positivos de su relación.
Hagan una lista completa de todas las cosas que se les ocurran y coméntenla entre ustedes. Hay que hacerlo siempre de forma positiva, comunicando correctamente lo agradable del otro, sin ironías ni reproches.
Éstas son algunas de las muchas cosas que pueden hacer para que su relación esté siempre llena de aspectos positivos.
Recuerda que lo que los hace felices estando juntos es lo que mantiene la relación y por lo que están el uno con el otro.
En definitiva, si se quieren, demuéstrenselo .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario