reconcialiacionretomar el amorvolver con tu ex

A comienzos de este verano boreal, 17 años después de su separación, Jennifer Lopez y Ben Affleck volvieron a estar juntos, y desencadenaron en internet una avalancha de nostalgia de principios de la década de 2000, intrigas glamorosas de celebridades y análisis culturales.

Son una pareja poderosa, y los tabloides y los usuarios de Twitter no pueden apartar la mirada.

Pero quizás la razón más importante por la que la gente común está tan fascinada por lo que de otra manera sería una historia de chismes de celebridades es que los ex encontraron el amor nuevamente.

Para muchos, pensar en volver con las exparejas es una posibilidad real de romance.

¿Qué porcentaje de parejas que se divorcian vuelven?

Sin embargo, a pesar de todas estas excelentes razones para irse, la mitad de los que consideraron esto todavía tenían sentimientos encontrados acerca de dejarlo todo, lo que tiene sentido teniendo en cuenta que aproximadamente el 50% de las parejas separadas volverán a estar juntas nuevamente.

 

¿Por qué las parejas se separan y vuelven?

La experta opina que las parejas maduras que se separan tienen algo en común: «hay un desgaste de la relación, mucha falta de comunicación, un no me encuentro, un no me reconozco en esa pareja. La persona con la que se sentía afinidad, complicidad y bienestar, ha cambiado. O quien ha cambiado es una mismo ( a ).

Pero reconstruir una relación también puede ser una aventura tentadora e incluso un objetivo para algunas personas, especialmente cuando las historias de éxito suenan como sacadas de un cuento de hadas.

Además, las investigaciones sugieren que la cantidad de parejas que se separan y vuelven a estar juntas llega al 50%.

La pandemia incluso ha acelerado este proceso para algunos: en medio de una crisis de salud global y encierros solitarios y sin sexo, muchas personas volvieron a acercarse a un ex con la esperanza de encontrar esa vieja chispa.

Los expertos dicen que si ambos ex están interesados, empezar un «Bennifer» propio puede generar beneficios positivos, si se está dispuesto a trabajar mucho y se tiene la mente abierta.

Lo que atrae a la gente hacia sus ex

Una de las mayores ventajas de volver a entrar en una relación anterior es que la mayoría de las veces sabes en lo que te estás metiendo.

«Puede haber algunas ventajas reales en conocer bien a una pareja antes de volver a intentar una relación a largo plazo», dice Michael McNulty, terapeuta de parejas en Chicago y formador en el Instituto Gottman, una organización que estudia las relaciones y ofrece asesoramiento.

McNulty dice que toda relación romántica tiene «diferencias perpetuas».

Estos son puntos de posible conflicto, como navegar por un espacio vital compartido, dinero, sexo, niños, amigos, familia y más.

Incluso las parejas felices las tienen, ya que una relación es siempre fundamentalmente de dos personas diferentes con personalidades y visiones del mundo diferentes también.

McNulty dice que, según la investigación del Instituto Gottman, estas diferencias perpetuas constituyen el 69% de los problemas que enfrentan la mayoría de las parejas en una relación.

Los problemas de larga duración y de combustión lenta son el verdadero veneno de la relación, no los eventos o confrontaciones grandes, explosivos o únicos.

«La mayoría de los matrimonios o relaciones terminan con hielo en lugar de fuego», dice McNulty.

A algunas parejas «les resulta demasiado difícil hablar o trabajar sobre las diferencias en torno a problemas clave.

«A menudo se vuelven más distantes y [se convierten] más en compañeros de habitación que en cónyuges o amantes».

Es por eso que algunas personas pueden querer volver a estar con una pareja anterior, o intentar seguir adelante con la actual.

Porque aunque a menudo entramos en una nueva relación pensando que será mejor que la anterior, McNulty insta a ser cautelosos.

«Si estás en una relación y estás pensando en irte, ten cuidado, porque básicamente estás cambiando 69% de diferencias perpetuas con una pareja con 69% de diferencias perpetuas con otra».

Entonces, si vuelves con un ex, al menos ya sabes cuáles serán esas diferencias perpetuas.

Entrar en el ritmo de la relación puede parecer menos complicado que conocer a alguien nuevo y empezar de cero.

«Estás retomando donde lo dejaste«, explica Judith Kuriansky, terapeuta sexual y de relaciones, y profesora adjunta de psicología y educación del Teachers College, de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Para algunas personas, se siente «mejor volver con alguien de quien sabes algo, que estar con alguien de quien no sabes nada».

Celebrando lo que ha cambiado

Otro beneficio de volver con una expareja es la conciencia de lo que ha cambiado en el tiempo que han pasado separados.

Puede que estés en desventaja cuando sales con alguien nuevo, porque no eres consciente de cómo podría haber crecido y cambiado de manera positiva con el tiempo.

Con un/a ex, obtienes más una instantánea de antes y después. Kuriansky dice que una de las razones más comunes por las que los exnovios reinician su romance es «sentir que han crecido y madurado».

Violette de Ayala es la directora ejecutiva de una organización de redes de mujeres llamada FemCity, con sede en Miami, quien ha hablado públicamente sobre cómo se volvió a casar con su exmarido en 2019.

«Cuando comenzamos a salir de nuevo, fue agradable porque nos conocíamos, pero ciertos elementos de nosotros habían cambiado», dice.

«Ambos trabajamos en áreas en las que necesitábamos trabajar mientras estábamos separados, y en muchos sentidos éramos ‘nuevos’ el uno para el otro».

«Los elementos de nosotros mismos que evolucionaron hicieron que la reconexión fuera un proceso hermoso mientras superamos parte del dolor de la ruptura», agrega De Ayala.

«Ya no daba por sentada nuestra relación. Comenzó a darme obsequios considerados y ahora se detiene al azar y comparte su amor y aprecio por mí. Eso no existió la primera vez «.

«A veces, con la sabiduría de años y experiencias en otras relaciones, la gente se siente como, ‘Dios mío, tal vez pueda solucionar ese problema de estancamiento que tuvimos'», dice McNulty.

1.-Es posible que una pareja vuelva a unirse después de varios años de divorcio o separación?

Si es posible dado que existe evidencia de que algunas parejas que se separaron volvieron a unirse, Las razones por las que volvieron a unirse son diversas al igual que lo son las razones por las que las personas inician una relación y/o se casan.

2- Es posible volver a empezar con la misma persona con la que estuvo casada años, separada un largo tiempo?

– De hecho si ocurre, Tomando en cuenta esta realidad cabría preguntarse: ¿Qué los motivó a retornar?, ¿Se aman?, ¿Coinciden en su concepto y practica de amor?, ¿De qué se dieron cuenta para desear volver?, ¿A qué acuerdos han llegado y pondrán en práctica de hoy en adelante?, ¿Qué harán diferente esta vez?,¿Qué mensaje quieren transmitirle a sus hijos sobre la vida de pareja?

Si las respuestas son racionales, entonces valdrá la pena volver a intentarlo. En la vida nunca hay garantías, pero las probabilidades aumentan cuando tenemos a dos personas que han mejorado su comunicación, comparten valores y costumbres y un proyecto de vida, llegando a Acuerdos mediante la Negociación.

3- ¿Cómo se curan las heridas provocadas por una ruptura difícil?

Las heridas o emociones desagradables solo se pueden cambiar cuando la persona empieza a darse cuenta de la relación entre sus pensamientos y emociones. Es decir cuando cambia su forma de pensar. Por supuesto que para ello influye el cambio de la otra persona en el caso de que quieran volver.

4- Cómo darse cuenta que pueden retomar la relación?, ¿Qué se debe considerar para que esta segunda oportunidad sea exitosa?

-Para incrementar las probabilidades de que –en general – una relación sea exitosa y/o para retomar una relación, es importante que ambos descubran si su pareja cubre sus expectativas en valores, costumbres y formas de ver la vida y el futuro, si coinciden entonces podrán negociar nuevos acuerdos para que la relación sea satisfactoria para ambos, y para eso lo mejor es hablar al respecto, solos o con la ayuda de un psicólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario