ENFERMEDAD MENTALTRASTORNO LIMÍTROFE DE LA PERSONALIDATRASTORNO PSICOPÁTICO

¿Qué es el trastorno de personalidad limitrofe?

El trastorno límite de la personalidad es una afección mental que se caracteriza por un patrón continuo de estados de ánimo, autoimagen y comportamientos inestables. Estos síntomas a menudo resultan en acciones impulsivas y problemas en las relaciones con otras personas.

Una persona con trastorno de personalidad tiene problemas para percibir y relacionarse con las situaciones y las personas. Esto causa problemas y limitaciones importantes en las relaciones, las actividades sociales, el trabajo y la escuela.

¿Cuáles son las señales y síntomas?

Las personas con el trastorno límite de la personalidad pueden tener cambios de estado de ánimo y mostrar incertidumbre sobre cómo se ven a sí mismos y su papel en el mundo. Como resultado, sus intereses y valores pueden cambiar rápidamente. Las personas con trastorno límite de la personalidad también tienden a ver las cosas de manera extrema, como si todo es bueno o todo es malo. Sus opiniones de otras personas también pueden cambiar rápidamente. Una persona al que consideran amigo un día puede ser considerado un enemigo o traidor al siguiente. Estos cambios en los sentimientos pueden llevar a relaciones intensas e inestables.

Los estudios financiados por el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) indican que es más probable que los pacientes con el trastorno límite de la personalidad, que no reciben el tratamiento adecuado, presenten otras enfermedades médicas o mentales crónicas y es menos probable que tomen decisiones para un estilo de vida saludable. El trastorno límite de la personalidad también se asocia con una tasa significativamente mayor de comportamientos suicidas y autodestructivos y que en la población general.

El trastorno límite de la personalidad es un trastorno de la salud mental que impacta la forma en que piensas y sientes acerca de ti mismo y de los demás, causando problemas para insertarte normalmente en la vida cotidiana. Incluye problemas de autoimagen, dificultad para manejar las emociones y el comportamiento, y un patrón de relaciones inestables.
Con el trastorno límite de la personalidad, se tiene un temor profundo al abandono o a la inestabilidad, y se puede tener dificultad en tolerar estar solo. Sin embargo, la ira desmesurada, la impulsividad y los frecuentes cambios de ánimo pueden alejar a los demás, pese a que quieras tener relaciones afectuosas y duraderas.
El trastorno límite de la personalidad por lo general comienza en la edad adulta temprana. La afección parece ser peor en la adultez temprana y puede ir mejorando con la edad.
Si tienes trastorno límite de la personalidad, no te desanimes. Muchas personas con este trastorno mejoran con el tiempo con tratamiento y pueden aprender a vivir una vida plena.
Síntomas
El trastorno límite de la personalidad afecta la manera en la que te sientes sobre ti mismo, en la que te relacionas con los demás y en la que te comportas.
Entre los signos y síntomas pueden encontrarse los siguientes:
• Un miedo intenso de abandono, incluso llegar a medidas extremas para evitar una separación o un rechazo real o imaginario
• Un patrón de relaciones intensas inestables, como idealizar a una persona por un momento y luego creer que esa persona no muestra interés o es cruel
• Cambios rápidos de identidad e imagen propias que incluyen el cambio de metas y valores, y verse a sí mismo como malo y como si no existieras
• Períodos de paranoia relacionada con el estrés y pérdida de contacto con la realidad, que puede durar desde algunos minutos hasta algunas horas
• Comportamiento impulsivo y riesgoso, como apuestas, conducción imprudente, sexo inseguro, ola de gastos, atracones o abuso de drogas, o sabotaje del éxito al dejar de repente un buen trabajo o terminar una relación positiva
• Amenazas o conductas suicidas o autolesiones, a menudo en respuesta al miedo de separación o rechazo
• Grandes cambios de humor que pueden durar desde algunas horas hasta algunos días, que pueden incluir felicidad intensa, irritabilidad, vergüenza o ansiedad
• Sentimientos continuos de vacío
• Enojo intenso, inadecuado, como perder el temperamento con frecuencia, ser sarcástico o amargado o tener peleas físicas
Causas
Tal como sucede con otros trastornos mentales, las causas del trastorno límite de la personalidad no se comprenden del todo. Además de los factores ambientales (como los antecedentes de abuso o negligencia durante la infancia), el trastorno límite de la personalidad se puede asociar con lo siguiente:
• Genética. Algunos estudios llevados a cabo con gemelos y familias indican que los trastornos de la personalidad pueden ser hereditarios o se pueden asociar estrechamente con otros trastornos de la salud mental que ocurren entre los miembros de la familia.
• Anomalías cerebrales. En algunas investigaciones se ha demostrado la presencia de cambios en ciertas áreas del cerebro relacionadas con la regulación de las emociones, la impulsividad y la agresión. Además, algunos químicos cerebrales que ayudan a regular el humor (como la serotonina) quizás no funcionen de manera adecuada.
Factores de riesgo
Ciertos factores relacionados con el desarrollo de la personalidad pueden aumentar el riesgo de sufrir trastorno límite de la personalidad. Algunos de ellos son los siguientes:
• Predisposición genética. Es posible que tengas un riesgo más elevado si un familiar cercano (tu madre, padre, hermano o hermana) tiene el mismo trastorno o uno similar.
• Una infancia con episodios de estrés. Muchas personas con este trastorno informan que han sido maltratadas sexual o físicamente, o desatendidas durante la infancia. Algunas personas perdieron a sus padres o fueron separadas de ellos o de una persona responsable de su cuidado muy allegada cuando eran pequeñas, o sus padres o las personas responsables consumieron sustancias en forma indebida o tuvieron problemas de salud mental. Otras estuvieron expuestas a conflictos hostiles y relaciones familiares inestables.
Complicaciones
El trastorno límite de la personalidad puede dañar muchos aspectos de tu vida. Puede afectar negativamente las relaciones íntimas, el trabajo, el estudio, las actividades sociales y la imagen que tienes de ti mismo y dar como resultado lo siguiente:
• Cambios o pérdidas del puesto de trabajo frecuentes
• No finalizar tu formación educativa
• Múltiples problemas legales, por ejemplo, ser condenado a prisión
• Relaciones conflictivas, problemas en tu matrimonio o divorcio
• Causarte daño a ti mismo, como cortes o quemaduras, y hospitalizaciones frecuentes
• Involucrarte en relaciones abusivas
• Embarazos no planificados, infecciones de transmisión sexual, accidentes automovilísticos y peleas debido a una conducta impulsiva y riesgosa
• Intento de suicidio o suicidio logrado
Además, podrías sufrir otros trastornos mentales, por ejemplo:
• Depresión
• Consumo inadecuado de alcohol u otras sustancias
• Trastornos de ansiedad
• Trastornos de la alimentación
• Trastorno bipolar
• Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
• Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
• Otros trastornos de la personalidad

Pautas que permiten identificar a los psicópatas con trastorno de personalidad límite o limítrofe :
Los psicópatas suelen seguir una serie de pautas que permiten su identificación.
– Son fríos y calculadores sin presentar ningún atisbo de remordimiento. Hay algunos síntomas que son comunes en este tipo de enfermedad:
– Se muestran distantes y ajenos a los sentimientos del prójimo.
– Tienen una personalidad manipuladora.
– No les importa cruzar la línea de lo correcto y no siguen la reglas de convivencia normales.
– Les atrae el riesgo.
– Suelen tener conductas adictivas.
– No tienen remordimientos después de cometer todo tipo de delitos graves.
– Son crueles.
– Distinguen perfectamente entre lo que está bien y lo que está mal.
– No suelen tener relaciones personales estables.
– Su vida está regida por el pragmatismo y los sentimientos no importan.
– Su vida es aparentemente normal.

¿Cómo se trata el trastorno límite de la personalidad?
El trastorno límite de la personalidad históricamente se ha visto como un trastorno difícil de tratar. Sin embargo, con los tratamientos más recientes basados en la evidencia científica, muchas personas con este trastorno tienen menos síntomas o son menos graves, y tienen un mejor desempeño y una mejor calidad de vida. Es importante que los pacientes con el trastorno límite de la personalidad reciban tratamiento especializado con base científica por un profesional de la salud mental debidamente capacitado. Otros tipos de tratamiento, o tratamientos ofrecidos por un proveedor que no está debidamente capacitado, pueden no beneficiar al paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario